La estafa que se disfraza de feminismo

ūüéô Andrea Ba√©z

Escuch√° la columna ac√° ūüĎá

Se trata del telar de la abundancia, una nueva estafa cubierta por un manto de supuesta sororidad entre hermanas feministas, o como les gusta definirse, un grupo de econom√≠a entre mujeres que se regalan dinero para cumplir sue√Īos.

Dicho telar consiste en un esquema en forma de mándala, que es un plan de inversión que promete un rápido y elevado retorno a cambio de un aporte inicial. La invitación llegan por medio de mensajes a través de las redes sociales, vía Whatsapp, por parte de amigos y familiares, aunque también desconocidos.

Este ‚Äútelar de los sue√Īos‚ÄĚ, tiene una particularidad: convoca solo a mujeres. Las invitaciones justamente hablan de poder femenino en acci√≥n, de honrarse como mujer y de la econom√≠a solidaria.

Siempre se respeta el mismo esquema las primeras personas que lo arman captan a colaboradores para que aporten fondos y les piden buscar a m√°s participantes para cubrir su parte. En alg√ļn momento de este hilo, la cadena se corta y los fundadores se quedan con la mayor parte de los ingresos, y los √ļltimos en llegar nunca recuperan lo invertido.

Hay un caso particular que consiste en que la “flor” que se compone de 15 “p√©talos” y un “centro”; 15 personas en total, divididas en cuatro niveles. En el nivel 4, el cual lleva el nombre del elemento del Fuego, se ubican ocho personas que pretenden ingresar en la flor. Para hacerlo, deben depositar en la cuenta de alguien una determinada cantidad de dinero. En el tercer nivel, llamado Aire, hay cuatro personas que ya depositaron la suma inicial y ahora deben atraer dos nuevos interesados para escalar al siguiente nivel. En el nivel 2 (Tierra) hay otras dos personas que esperan que quien est√° arriba cobre para ocupar su lugar.

Por √ļltimo, en el nivel (Agua) se centra la persona que recibe el dinero de los primeros ocho interesados. De este modo, cobra el 800% de su inversi√≥n inicial. Es decir que si su dep√≥sito fue de 2 mil pesos, se lleva 16 mil. De este modo, se genera una estructura que se agranda de manera cuadr√°tica hasta el punto que colapsa y deja a varios inversores con p√©rdidas totales.

A Daniela Marmolini , cofundadora de Chicas Programando y activa twittera, le llegan invitaciones de mujeres teledirigidas por su militancia. “Me dicen que como soy una feminista y voy a marchas tal vez me interese saber del telar. Cuando me niego, borran el mensaje. Me parece s√ļper turbio usar el discurso feminista para esta estafa”.

Tambi√©n tenemos el caso de Alejandra Ruiz, una odont√≥loga porte√Īa, estuvo cerca de desembolsar 2000 d√≥lares. Pero a √ļltimo momento, su novio se neg√≥ a prestarle el dinero. El telar al que la invitaron era tambi√©n enteramente femenino, de mujeres de distintos countries de zona norte. El dinero se deb√≠a entregar en mano y, al igual que los dem√°s, si se consegu√≠a a dos participantes m√°s pod√≠a terminar con esa cifra multiplicada por ocho. “En ning√ļn momento te lo venden como si fuera un negocio, todo el tiempo trabajan con tu parte emocional. Creo que fui blanco f√°cil porque me dej√© llevar por eso. Me pasaron videos e incluyeron en un chat donde hab√≠a mucho laburo psicol√≥gico, todo el tiempo dec√≠an cosas como ¬īvamos chicas, nosotras podemos porque somos mujeres, vamos por nuestra independencia’ y dem√°s blablabla”.

En el 2016, la Procuradur√≠a de Criminalidad Econ√≥mica y Lavado de Activos (PROCELAC) advirti√≥ acerca del fen√≥meno de “la Flor de la Abundancia”, por considerar que tiene consecuencias graves y perjudiciales para el patrimonio de los que participen. Adem√°s, informan que quien haya sido v√≠ctima de este tipo de estafa puede hacer una denuncia a la fiscal√≠a mas cercana.