El pueblo ya no aguanta más

foto-destacada

Por Andrés Galván

El bloque Cambiemos logró el quórum de parte de la “oposición” y ya se debate desde el mediodía el proyecto del Presupuesto 2019 en la cámara de Diputados del Congreso Nacional. Gracias al peronismo “racional/perdonable”, se trata el proyecto a modo de gesto de “unidad democrática” a la reunión del viernes, cuando el directorio del FMI apruebe el nuevo préstamo para la Argentina. Un nuevo saqueo al pueblo trabajador se está pergeñando a sus espaldas. La gran manifestación popular que se desarrollaba en las inmediaciones del palacio parlamentario fue brutalmente reprimida por las fuerzas de seguridad. Se espera la votación bien entrada la madrugada. Sólo el pueblo movilizado puede detener el avance del capital sobre nuestras vidas.

Luego de la maniobra fraudulenta con la que consiguió dictamen con 27 firmas el día de ayer en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la cámara baja, rápidamente acudieron al llamado de sesión 106 diputados de Cambiemos (PRO+Carrió+UCR), 13 del interbloque Argentina Federal (PJ-Gobernadores, Pichetto, Bossio), 4 de San Luis (Rodríguez Saá), 1 por el Frente Renovador (Massa), 1 por el Partido Intransigente mendocino y 3 de Evolución Radical (Martín Lousteau).

La premura por el dictamen, el quórum para tratarlo y su aprobación se deben a que el viernes se reúne el directorio del Fondo Monetario Internacional que debe aprobar el nuevo acuerdo anunciado por la directora, Madame Christine Lagarde y “nuestro” desdichado ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Foto: Adriana Groisman. Directora del FMI, Cristina Lagarde y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en conferencia de prensa en el consulado argentino de Nueva York. 26/9/18

¿“República”? ¿“Democrática”?

“La ley de leyes” diseñada entre Lagarde y Dujovne, no es más que un incremento en la intensidad con la que el gran capital desata su voracidad contra nuestras vidas, la amplia mayoría en el territorio argentino. Este pacto es realizado de espaldas del pueblo, con dictamen fraudulento y quórum logrado a cambio de favores a los gobernadores. El oxidado gobierno representativo, llamado “democracia”,  queda expuesto en un momento de gran cuestionamiento a todo el régimen republicano.

La disputa entre la diputada Elisa Carrió y el operador judicial/futbolero Daniel Angelici en torno a la justicia, como así la nueva Corte Suprema y el nuevo Consejo de la Magistratura, denotan la virtual supresión del Poder Judicial. Así mismo el hiperpresidencialismo que permite decretos y vetos, anula el Poder Legislativo.

Reaccionar ante la puta succión

Lo central del presupuesto nacional del año que viene es que el FMI exige al recortar $360 mil millones, para terminar de aprobar el préstamo de U$S57 mil millones que acordó con Macri a fines de septiembre. Para lograr este ahorro, se propone recortar, en términos reales (tomando inflación), un 10% en Educación y Cultura, 17% en vivienda y otro 11% en la Asignación Universal por Hijo. Eso sí, los pagos de deuda se llevan $600 mil millones y aumenta un 49%.

Ataque a la educación

Esa caída del 10% real del presupuesto en Educación, implica 77% de recorte a infraestructura, 39% menos para formación docente, las becas para estudiantes caen 35%, y la universidad pública redondearía un ajuste del 18%.

El silencio no es salud

También la Salud se encuentra en riesgo, dado que caen un 17% los fondos de los 5 principales hospitales que tratan enfermedades complejas, reducen un 90% del programa de Atención a la Madre y el Niño y otro 75% para la prevención de enfermedades endémicas.

Régimen patriarcal

Rebajan 18% real las partidas para el Instituto Nacional de las Mujeres y otro 55% en el Plan de Prevención y Erradicación de la Violencia de Género.

Estatales congelados

Los trabajadores del estado vienen sufriendo una caída del 20% del salario real en los últimos cuatro años. Además se congeló el ingreso de nuevos trabajadores.

Más tarifazos

El nuevo presupuesto va a reducir 31% los subsidios a los servicios públicos. Las empresas privatizadas no pierden ingresos, lo van a recuperar en las boletas que pagamos nosotros.

Su majestad, madame Christine Lagarde

El presidente Mauricio Macri accedió legalmente al poder a través del voto popular encabezando la alianza Cambiemos, donde alió a su partido, el PRO, junto a la UCR y la Coalición Cívica. Liderazgo el surgido del ballotage (sólo alcanzó poco más de 13 millones de votos, sobre un padrón electoral de más de 32 millones) no es legítimo. A espaldas de sus propios aliados de coalición, centralizó la dirección política en sus facultades de decretar, y cuando el Parlamento sesionó en disentía, vetó.

Desatada la crisis cambiaria en fines de abril de este año, el Poder Ejecutivo firmó un memorándum con el Fondo Monetario Internacional por un primer préstamo de U$S50 mil millones. El mismo nunca fue tratado en el Congreso como indica la Constitución Nacional. Luego de que Luis Caputo, ex presidente del Banco Central, despilfarre el primer envío del préstamo, los cálculos del propio gobierno indicaban un virtual default en el segundo semestre del año próximo.

Como solución se apeló al intento de cerrar un nuevo acuerdo con el FMI, que sólo concedería un incremento del original en U$S7mil millones. La condición es el sometimiento cabal al plan de ajuste propuesto. Con loas y halagos de parte de Nicolás Dujovne y el propio presidente, ahora devenido en virrey, Macri, la directora del FMI, madame Christine Lagarde es técnicamente nuestra soberana.

El rol de la “oposición”

Al comienzo de la gestión de Mauricio Macri, el bloque del FPV-PJ se dividió, quienes no reconocían más el liderazgo de la ex presidenta Cristina Fernández, pasaron a ser parte fundamental a favor del oficialismo, volviéndose “dadores de gobernabilidad”. De esta forma pasó el pago a los fondos buitres y el ingreso de los jueces que ahora controlan la Corte Suprema, entre otras.

No obstante, el kirchnerismo en segundas líneas, tanto en las provincias como en los municipios que gobiernan, también fueron funcionales al ajuste planteado por el capital desde el gobierno nacional. Además de ser tener algunos integrantes funcionales aportando quórums, absteniéndose o quedándose en su despacho, como hizo el ex candidato “mal menor” presidencial Daniel Scioli en la votación del saqueo a los jubilados de diciembre del año pasado.

Lo mismo ocurrió en el plano sindical, primero se reunificó la CGT, aglutinando en un triunvirato a los “gordos”, “independientes” y el moyanismo, sólo para garantizar una unidad que descomprima la bronca del pueblo. Al principio para no movilizar ante a los ataques a la clase que fueron los primeros despidos, prometieron paro si Macri vetaba la ley antidespidos y recién un año después realizaron la primera huelga. Ahora en este contexto, divididos, Moyano aglutina en el Frente Sindical al “progresismo” sindical (CTAs, La Bancaria, SMATA, Telefónicos y demás gremios con conducción K) para llevarlos a rezar a la Virgen, mientras que el “triunviro de dos”, mantiene la tradición y anuncia un paro para ¡noviembre!, cuando ya estaría aprobado el presupuesto ajustador.

Operaciones macartistas

Las manifestaciones habían comenzado la jornada previa. Desde el mediodía del martes, los movimientos sociales realizaron un acampe que incluyó ollas populares y actos. A partir de las 8 del miércoles comenzaron a formarse las columnas de los partidos de izquierda, sobre Rivadavia. Sobre el mediodía llegaron los gremios del Frente Sindical, movilizando poco (la mayoría no había llamado a paro) y ubicándose sobre Hipólito Yrigoyen. Sobre estos últimos empezó a avanzar la represión de la Policía de la Ciudad. Muchos testimonios afirman que ni siquiera había actuado el grupito de 20 infiltrados cuando la policía tiró los primeros gases.

Llegadas las 14 se desató el desalojo generalizado de la Plaza del Congreso. Las motos apostadas en las paralelas avanzaron disparando balas de goma a la multitud. Todas las organizaciones se replegaron y reagruparon en Avenida de Mayo y Santiago del Estero (más de 600 metros de distancia con el Palacio). Fue en ese momento, luego del pedido del diputado del PTS-FIT Nicolás del Caño, que la oposición exigió el cuarto intermedio y se produce la escaramuza entre el oficialista y de familia genocida, Nicolás Massot y el veterano radical K, Leopoldo Moreau. Al salir del recinto, los propios diputados y diputadas opositores fueron agredidos por la Policía de la Ciudad

Retomada la sesión, a las 16 se recrudeció la represión en una onda expansiva de 30 cuadras a la redonda y por más de tres horas.  El saldo fue de 27 detenidos que fueron trasladados a la Comisaría 43ᵃ de Floresta. Ningún detenido fue de los no más de 20 encapuchados que tiraban piedras cuando las organizaciones se replegaban. No corrieron misma suerte, militantes populares reconocidos y periodistas, a quienes incluso la policía plantaba elementos para incriminarlos delante las cámaras de TV.

Ya en la noche del martes, el periodista Alejandro Bercovich había alertado sobre la sospechosa aparición de bolsones y pilas de escombros en toda la zona del Congreso. Sin embargo, durante toda la jornada las pantallas y presentadores de TN, A24, C5N, Crónica y LN+ centraban el enfoque de la jornada en los “desastres” ocasionados por la manifestación en rechazo al presupuesto. Ni siquiera tuvieron la deferencia con sus propios compañeros cronistas, camarógrafos y productores que fueron gaseados y corridos con las balas.

Desalojada la zona Congreso, las organizaciones se trasladaron a Floresta a pedir la liberación de los detenidos. No contentos con la furia fascista ya desatada, también reprimieron en la comisaría. Cuando llegaba la entrañable Nora Cortiñas para intentar hablar con el responsable a cargo.

Muchos referentes políticos, sindicales y defensores de los derechos humanos se hicieron presentes.

Finalmente, pasada la 1, ya del jueves 25, todos los detenidos fueron liberados. No obstante durante primeras horas de la mañana deben presentarse a declarar en fiscalía. Puede que a alguno se le abra una causa judicial.

¿Cómo sigue?

Mientras tanto siguen debatiendo en el recinto los diputados, para seguramente aprobar con un número muy fino de apoyo. En caso de caerse el gobierno “sale hecho”: se extendería el Presupuesto 2018 que con la violenta megadevaluación, logra un bruto ajuste ‘de hecho’. Ese mismo ajuste que nos chupa la SUBE. Que nos lleva a decidir entre pagar la luz o ir del chino a reponer la heladera. Que lleva a tener las escuelas en estado deplorable, al punto de explotar la cocina donde una vicedirectora y un auxiliar vuelan por los aires por querer preparar la leche a los nenes del barrio.

Rubén Rodríguez y Sandra Calamano, asesinados por la desidia generada por el estado en Moreno cuando preparaban el desayuno para los pibes

¿Realmente la CGT va a esperar a noviembre para llamar al paro general? El pueblo ya no aguanta más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.